Genéricos

Un medicamento genérico es un medicamento que no se distribuye con un nombre comercial y posee la misma concentración y dosificación que su equivalente de marca. Los medicamentos genéricos producen los mismos efectos que su contraparte comercial, ya que poseen el mismo principio activo.

Puede reconocerse porque en el envase del medicamento en lugar de un nombre comercial, figura el nombre de la sustancia de la que está hecho (llamado principio activo en la nomenclatura DCI) seguido del nombre del laboratorio fabricante.

Un medicamento genérico puede ser elaborado una vez vencida la patente del medicamento de marca, siempre que reúna todas las condiciones de calidad y suficiente bioequivalencia (OMS- OPS). También debe ofrecer la misma seguridad que cualquier otro medicamento.

Para demostrar la bioequivalencia de los medicamentos genéricos se realizan exhaustivos y rigurosos estudios. Cuando dos medicamentos son equivalentes en la velocidad y cantidad del fármaco activo que se absorbe y llega al tejido o área donde se produce su efecto, los dos fármacos son terapéuticamente equivalentes y pueden usarse indistintamente. Así se demuestra la bioequivalencia de un medicamento genérico, que cuenta con las mismas garantías de calidad, seguridad y eficacia que su correspondiente fármaco de marca.

 

 

Ley 25.649 – Promoción de la utilización de medicamentos por su nombre genérico.
Descargue en formato PDF

 

PARTICIPACIÓN EN CÁMARAS EMPRESARIAS DE LABORATORIOS FARMACÉUTICOS: